Perdón

Síguenos / Follow us!
Facebooktwitterlinkedinrssyoutubeinstagram

Perdonar no es aprobar, disculpar, negar o justificar comportamientos negativos o improcedentes, lo que sucedió. Es elegir la paz y no el conflicto, liberarte de lo que te hace daño y poner toda tu atención en crear una vida llena de amor y plenitud, Anawim, #justtothepoint.

Vivir con resentimiento es como beber veneno y esperar que la otra persona muera, Nelson Mandela.

Perdona a tu compañero o compañera, especialmente cuando está sinceramente arrepentido/a, dispuesto a cambiar y a solucionar el problema.

Todos tenemos defectos y debilidades. Todos cometemos errores, metemos la pata en numerosas ocasiones y nos hacemos daño («Y como ellos lo acosaban a preguntas, Jesús se incorporó y les dijo: ― Aquel de entre vosotros que esté libre de pecado, que tire la primera piedra», Juan 8: 7). En consecuencia, debemos con humildad, generosidad y compasión perdonadnos los unos a los otros para juntos crecer, superar las dificultades y ser plenamente felices.

A lo largo de la vida, la gente va a volverte loco, faltarte el respeto y tratarte mal. Deja que Dios se ocupe de esas cosas que hacen, porque sino el odio en tu corazón te consumirá a ti también, Will Smith.

Perdonar es liberar a un prisionero y descubrir que el prisionero eras tú, Louis B. Smedes.

El perdón es también el mejor regalo que puedes hacerte. Siempre debes perdonar o, al menos, olvidar. Incluso en aquellos casos que realmente han sido muy dolorosos, en los que te han ofendido, ridiculizado, traicionado o maltratado, en los que te has sentido menospreciado, en los que algo muy dentro de ti ha sido roto o violado, en cualquier caso, perdona. Esta es la única manera, porque la venganza, retribución, y la violencia dan lugar a más venganza, odio y violencia en un ciclo autodestructivo infinito.

El perdón trae consigo la paz interior, el bienestar y la felicidad. Solo así conseguirás empezar a cerrar y sanar las cicatrices y heridas aunque permanezcan contigo para el resto de tu vida.

Deja marchar estas experiencias y emociones negativas. ¡Es el momento adecuado para dejar que la amargura, el odio y la ira se marchen bien lejos porque aferrarse a ellas es una lucha inútil y estéril, que te hace daño, que te consume por dentro! ¡Déjalas ir bien lejos!

Compártelo / Share it!
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Autor: Anawim

Somos un grupo de personas que queremos cambiar el mundo, dar nuestro pequeñito grano de arena para hacer de la Tierra un lugar más hermoso, más humano y solidario. Nos consideramos activistas sociales y religiosos. Anawim es el fundador y líder del proyecto; estoy dispuesto, siempre que mi absolutamente destrozada salud me lo permita, a dar charlas y conferencias sobre los problemas sociales que nos azotan gratuitamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *