La salud de un toro

Síguenos / Follow us!
Facebooktwitterlinkedinrssyoutubeinstagram

Érase una gallina que ponía un huevo de oro al dueño cada día. Aún con tanta ganancia, mal contento, quiso el rico avariento descubrir de una vez la mina de oro, y hallar en menos tiempo más tesoro. Matóla, abrióla el vientre de contado; pero, después de haberla registrado, ¿qué sucedió? Que, muerta la gallina, perdió su huevo de oro, y no halló la ansiada mina”, Félix María Serafín Sánchez de Samaniego, disponible la versión completa en www.poemasde.net o en es.wikisource.org.

The_Goose_That_Laid_the_Golden_EggsPor supuesto quien no conoce que esta fábula enseña que “la avaricia rompe el saco”. Sin embargo, su alcance es mucho mayor. Todos tenemos una serie de recursos (salud, relaciones personales, dinero, etc.) y buscamos producir y obtener una serie de ganancias: conseguir un determinado empleo, ascender profesionalmente, comprar una casa o un coche…

Quiero que mires a tu alrededor: ¿Cuántas veces has visto a algún compañero dejarse la piel y la salud en “el currelo” para ganarse a sus superiores y conseguir un ascenso o un aumento de sueldo (a veces, el típico trepa hace cualquier cosa, incluso a costa de otros empleados)? ¿Cuántos sacrifican su familia y amigos por su carrera académica o profesional? ¿Cuántas personas se hipotecan para toda la vida para conseguir la casa de sus sueños?

debt La moraleja de la fábula es clara: no mates la gallina de oro. No debemos dejarnos cegar por nuestros objetivos (carrera profesional, ascenso salarial, estatus, bienes materiales, etc.) y menospreciar nuestros recursos: salud, familia, amigos, recursos económicos, etc. Debemos cuidar la gallina de oro y “esperar” pacientemente a que “en su tiempo” produzcan.

En otras palabras, es importante apreciar la gallina. Debemos trabajar por nuestros activos: procurar mantener una vida sana, invertir en tiempo de calidad con nuestros amigos y familiares, no dilapidar nuestra economía doméstica en deudas que se escapan a nuestras posibilidades reales, etc.

healthy

Por otra parte, ¿quieres cambiar el mundo? Empieza por ti mismo, asegurate de mejorar tu estilo de vida.

Considera que para ser más productivo y poder ayudar a los demás, lo primero que necesitas es la salud de un toro.

Pudieran parecer dos ideas divergentes, pero, en realidad, convergen en lo mismo: CAMBIAR nuestro “estilo de vida” agobiado, súper ocupado y sedentario, por otro más sano y equilibrado para ser más eficientes e incrementar nuestras opciones de tener éxito en la vida, para ayudar a los demás en nuestro entorno más cercano.

En conclusión, la salud es el recurso básico que nos va a permitir ser felices, disfrutar de la vida, alcanzar nuestro verdadero potencial y ayudar a los demás.

Compártelo / Share it!
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Autor: Anawim

Somos un grupo de personas que queremos cambiar el mundo, dar nuestro pequeñito grano de arena para hacer de la Tierra un lugar más hermoso, más humano y solidario. Nos consideramos activistas sociales y religiosos. Anawim es el fundador y líder del proyecto; estoy dispuesto, siempre que mi absolutamente destrozada salud me lo permita, a dar charlas y conferencias sobre los problemas sociales que nos azotan gratuitamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *