Dormir bien para una vida saludable II

Dormir bien es una inversión en la energía que necesitas para ser efectivo mañana, Tom Roth.

¿De qué te sirve el éxito, la fama o el dinero si tu salud se ha deteriorado significativamente por la falta de sueño?
Si no consigues las suficientes horas para dormir, asegúrate de leer nuestro primer artículo Dormir bien para una vida saludable y sigue estos consejos.

Evita, a toda costa, utilizar la cama para otra cosa que no sea para dormir y hacer el amor. La cama NO es para leer, estudiar, ver la tele, charlar…

En definitiva, dormir es muy importante. Todos necesitamos dormir bien.

Y al séptimo, descansó

El día séptimo Dios completó la obra que había hecho y descansó. Entonces bendijo el séptimo día y lo santificó, porque en ese día descansó de todo su trabajo de creación, Génesis 2:2-3.

Todavía necesito más descanso a fin de trabajar en condiciones optimas. Mi salud es el principal capital que tengo y quiero administrarlo con inteligencia, Ernest Hemingway.

Relax and rest

Cuando nos enfrentamos a una situación estresante e importante (oposiciones, proximidad de la fecha de fin de un proyecto, etc.), puede suceder que respondamos trabajando muy duro, echando muchas horas con total entrega y sacrificio, también podemos incluso recortar el sueño y el descanso.

Esto puede ser apropiado en ciertas circunstancias y por períodos cortos de tiempo. Sin embargo, es importante abstenerse de recortar el tiempo de descanso que tu cuerpo necesita por largos periodos.

Es muy importante no sólo dormir bien en el día a día, sino también tener periodos de descanso y ocio durante nuestras vacaciones.

rest and relax during holidays

Observa, por ejemplo, como todas las grandes religiones tienen un día especialmente dedicado a este menester. Los judíos tienen el Sabbat, el sábado: “Acuérdate del sábado para santificarlo. Seis días trabajarás y harás toda tu obra, mas el sábado es el día de reposo del Señor tu Dios. No hagas en él obra alguna, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni el extranjero que está dentro de tus puertas,» Éxodo 20:8-10.

Los cristianos cambiaron el día de descanso por el domingo, el día de la Resurrección del Señor, en el que asisten a misa. Y los musulmanes lo realizan los viernes donde van a las mezquitas a rezar.

En otras palabras, al menos un día a la semana conviene dejar de trabajar, desconectar de las preocupaciones, de la tediosa rutina y del estrés del día a día, relajarse y descansar, tiempo para construir, mantener y desarrollar nuestras relaciones con las personas que nos rodean, para dar sentido y propósito a nuestras vidas y ser felices.

También es muy importante respetar los períodos vacacionales, normalmente un mes por año. Deben ser un momento para recuperarse, relajarse y pasar tiempo de calidad con la familia y los amigos.

Todos estos momentos puedes utilizarlos para: encontrar más espacios de calidad con tus familiares y amigos y mejorar tus relaciones interpersonales; para realizar actividades de ocio y practicar tus aficiones (hobbies), aquellas para las que nunca tienes suficiente tiempo pero que te dan energía porque te satisfacen tremendamente; para viajar y cambiar de aires; para reflexionar sobre tu vida y tener una visión más global o espiritual; para hacer planes, para reorganizar tu vida, para no vivir como una gallina sin cabeza: trabajando, trabajando, y trabajando; etc.

Rest and RelaxEs importante destacar la importancia de estos descansos para conseguir una vida sana. Su ausencia disminuye la resiliencia, ocasiona peor rendimiento en el trabajo y en los estudios, nos convierten en adictos al trabajo, incluso podemos convertirnos en los típicos amargados y criticones perjudicando, en consecuencia, nuestras relaciones sociales y románticas.

Estos espacios de esparcimiento nos proveen de la estabilidad física y emocional, de la alegría, ganas y el impulso necesarios para mejorar nuestra productividad y creatividad, nos van a permitir acometer nuevos retos y desafíos con una actitud positiva, rejuvenecidos por las vacaciones y con energías renovadas.

Dormir bien para una vida saludable

Unas buenas risas y un largo sueño son las mejores curas en el libro de la salud, Proverbio Irlandés.

Comer bien, dormir bien, ir donde quieras, permanecer donde te interese, no quejarse nunca y, sobre todo, huir como de la peste de los principales monumentos de la ciudad, Jules Renard.

¿Duermes a pierna suelta o no paras de moverte?

Sleep Sond

Hay quien piensa que no es necesario dormir bien, que tendrá en la tumba toda la eternidad para descansar, que descansar es empezar a morir… ¡Grave error! Considera que descansar bien es vital para la salud mental y corporal. Nuestros cuerpos necesitan dormir entre siete horas y media y ocho cada día para recargar las baterías y poder así afrontar el día con fuerzas y energías renovadas.

Si duermes menos, la calidad de tu trabajo se resentirá, cometerás más errores y, en consecuencia, serás menos productivo y necesitarás trabajar más horas para mantenerte al día con las demandas del trabajo. Más horas implican menos tiempo para dormir y descansar en un ciclo vicioso e infinito.

Poco descanso se relaciona con comer mal, sobrepeso, diabetes, bajo rendimiento académico, más posibilidades de estar involucrado en accidentes automovilísticos e, incluso, con peores relaciones sociales y aislamiento.

La Administración Nacional de Seguridad en Tráfico de Autopistas (NHTSA, por sus siglas en inglés) establece que conducir con sueño provoca unos 100,000 accidentes en la carretera anualmente. Estos, a su vez, resultan en 1,550 muertes, 71,000 lesionados, y $12.5 billones en pérdidas económicas, solo en los Estados Unidos, Facts and stats, DrowsyDriving.

¿Cuántas horas? Entre siete horas y media y ocho de media. Sin embargo, conforme envejecemos dormimos menos por la noche, el sueño se hace más liviano, menos reparador y necesitamos descansar más durante el día; básicamente, los mayores dan cabezadas por las mañanas o duermen la siesta.

Si no duermes lo suficiente, procura seguir estos consejos.